MI BLOG DEPORTIVO

Jaime Macías

¿Y el beisbol Jaime? Esta es una pregunta recurrente por parte de los que me conocen en estas lides y como comentarista de la pelota local, ante la incertidumbre y falta de información oficial sobre el llamado pasatiempo nacional. Habrá beisbol. Según mis fuentes ejecutivas, en la segunda quincena de noviembre se escuchará el play ball! El cómo, cuándo y dónde es lo que está aún en proceso. Caracas, Maracay, Barquisimeto y Valencia son las que buscan ser sedes de las “burbujas”. Por recomendación de sus equipos, los peloteros no han dejado de entrenar a la espera del llamado al inicio de prácticas para los primeros días de noviembre. El patrocinio o apoyo gubernamental vendrá indirectamente (luego se lo detallaré). Porqué se tarda un anuncio oficial, porque como se dice en buen criollo, esperarán a tener todos los pelos del burro en la mano, para decir el color.

La actividad deportiva sin prisa, pero sin pausa ha ido rompiendo el celofán de la cuarentena, es que el deporte es acción constante, es muy difícil mantener una mente, un cuerpo acostumbrado a estar en movimiento, castigado por una larga inmovilidad. Aparte de las prácticas no oficiales o clandestinas de caimaneras y afines, en este mes de octubre el deporte oficial comenzó a soltarse, específicamente Carabobo es el epicentro ya que el pasado domingo 11, se dio la primera partida en cuarentena de un clásico ciclístico, la copa de la federación venezolana en el circuito del Paseo Cabriales.

Esta actividad es trascendental, más allá de la competencia en si, por que podemos decir que se dio el banderazo oficial para plantear la reanudación de las disciplinas, previo compromiso de cumplir las normas de bioseguridad exigidas por las autoridades. Pero Carabobo como estado de lo posible no se queda ahí, porque esta semana le toca el turno al futbol profesional, como sede de una de las dos “burbujas”, la otra es Barinas, que tendrá este inédito torneo, donde participarán 17 equipos. Parece poco el arranque, pero es bastante, después de ese obligado letargo. De seguro vendrán cayendo permisos para otros eventos. Les aconsejo estar preparados para las copas navideñas que se avecinan, como preámbulo al regreso de la normalidad el próximo año. Seguimos en línea por @maciasjaime

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *