Exhibición de Sagan el día que Pello Bilbao apuesta al rosa

El día en el que los cimientos del Giro temblaron por los ocho positivos por coronavirus y el abandono de dos equipos de la talla de Mitchelton y Jumbo, los ciclistas restantes depararon una extraordinaria jornada de ciclismo. Una etapa de ataques que volvió a demostrar que este deporte es para los valientes, y un buen puñado de ellos sacaron la cabeza camino de Tortoreto. En primer lugar, Peter Sagan, un corredor que completó su ya de por sí extensísima colección de triunfos con uno que aún le faltaba: una etapa del Giro. Pero el eslovaco, consciente de que su punta de velocidad no le está reportando resultados esta temporada (¡primer triunfo del año!), lo logró a lo bravo, colándose en la fuga del día y mostrándose como el más fuerte. Una etapa en la que los diferentes muros salpicados por el recorrido bien le podían recordar a esas clásicas que dominó en otro tiempo.

Pero no fue el único merecedor de alabanzas. También fue el día de Pello Bilbao, el polivalente corredor del Bahrain que hizo una valiente apuesta para enfundarse la maglia rosa. Cuando apareció la lluvia, a falta de 22 km, el de Gernika se lanzó en solitario con un ataque que le hizo rozar el liderato virtual, pero que fue neutralizado por la ambición del líder, Joao Almeida, que no dudó a sus 22 años en responder en primera persona cuando la situación se le torcía e imprimir ritmo al grupo. También colaboró en su caza Domenico Pozzovivo. El italiano no se hundió por un problema mecánico cuando la carrera estaba lanzada, volvió a enlazar con los favoritos, e incluso protagonizó en primera persona la persecución del español del Bahrain.

Pello Bilbao no logró su objetivo, pero dejó una maravillosa imagen y animó más una carrera en la que el gran protagonista fue Peter Sagan, al que estuvo a punto de cazar. Sin embargo, el del Bora, que se había metido en una escapada en la que el Movistar coló a sus dos italianos (Cataldo y Villella), estuvo intratable en la fuga que llegó a tener siete componentes. Ben Swift, de un Ineos que también había filtrado a Ganna en el corte, fue el que más aguantó a su rueda, pero sucumbió cuando Sagan arrancó en el último muro, el de Tortoreto. El ataque le dio la estocada e impidió que Bilbao enlazara con él. Movimiento maestro.

Los últimos kilómetros fueron de regalo para el eslovaco, que incluso animaba a los aficionados italianos en la última recta, que le aplaudían enfervorecidos conscientes de que eran testigos de otra gesta de uno de los más grandes. Sagan levantó los brazos unos segundos antes de que llegara el grupo de favoritos, con el valiente Pello, los bravos Almeida y Pozzovivo, y Nibali y Kelderman, que se conformaron con cumplir. Más viendo que con eso también distanciaron en 1:15 a otro rival como Jakob Fuglsang, que con problemas mecánicos se dejó una buena renta en la meta de un Giro que sigue muy vivo… a pesar de que la pandemia cada vez sea más amenazante.

Provisional etapa

Pos.CiclistaEquipoTiempo
1Peter SaganSVKBOH4h 01:56
2Brandon McnultyUSAUAD+ 00:19
3João AlmeidaPORDQT+ 00:23
4Ben SwiftGBRINE+ 00:23
5Jai HindleyAUSSUN+ 00:23
6Rafal MajkaPOLBOH+ 00:23
7Patrick KonradAUTBOH+ 00:23
8Wilco KeldermanNEDSUN+ 00:23
9Domenico PozzovivoITATDD+ 00:23
10Peio BilbaoESPTBM+ 00:23

As.com/textoyfoto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *