Cheptegei destrona a Bekele en Valencia

Joshua Cheptegei cumplió en septiembre 24 años y ya es leyenda del atletismo. El ugandés venía de destronar a Bekele en agosto como plusmarquista del mundo de 5.000 en Mónaco y en Valencia le arrebató también el de 10.000. Lo logró en la Ciudad del Running por excelencia, Valencia, que también hizo historia en la NN Valencia WR Day. Cheptegei corrió como nadie lo había hecho en la historia de la prueba olímpica, superando en cinco segundos la mítica marca de Bekele, un récord del mundo que poseía desde hace 15 años y que ahora es de Cheptegei. Apunten la nueva marca: 26:11.00. Leyenda.

La noche en Valencia fue histórica, todo un subidón de adrenalina para el atletismo en un año marcado por la pandemia. Valencia se confirmó que es un escenario de Hollywood para que las estrellas del atletismo hagan kilómetros y rompan el crono. Lo era en ruta y desde ahora también en el tartán. Cheptegei logró el récord del mundo de 10.000 como minutos antes la etíope Gidey había firmado el de 5.000. En Valencia ya se habían logrado en los últimos años cuatro récords del mundo en ruta (5K, 10K, Medio Maratón femenino y también en un Mundial de Medio Maratón femenino). Ahora tiene dos más y en pruebas olímpicas.

Cheptegei se confirmó en Valencia como uno de los mejores atletas del momento. En sus últimas cinco carreras ha batido cuatro récords del mundo: 5000, 5K, 10K (precisamente también en Valencia, donde solo un mes después le superó Kipruto) y desde anoche también posee el de 10.000. Solo un mito Usain Bolt (100, 200 y 4×100) tiene en vigencia más plusmarcas mundiales que el ugandés.

“He conseguido mi sueño en Valencia, la carrera salió perfecta”, comentó un Cheptegei que aún tenía hasta fuerzas para hacer una voltereta para celebrar su hito. El ugandés, que desde agosto había preparado a conciencia en su país la cita de Valencia (organizada por la SD Correcaminos, la Fundación Trinidadl Afonso y el NN Team Running), cumplió con cada uno de los parámetros marcados para destronar a Bekele. Roy Hoornweg y Matthew Ramsden, sus escuderos en Mónaco, le llevaron a ritmo de récord hasta hasta los 3.200. Hasta los 5.000 le acompañó Nicholas Kiphorn y de ahí hasta el final, espectáculo Cheptegi en esencia.

As.com/textoyfoto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *